" /> Registro mundial de marcas | Patentes OMPI

¿Tu negocio se está expandiendo a nivel internacional? ¿Vas a comenzar a abrir mercados en otros países? Si la respuesta es positiva, una de las primeras cuestiones que debemos averiguar es si tu producto o servicio puede ser comercializado en esos nuevos mercados.

Efectivamente, ¿Qué pasaría si una marca idéntica o muy similar a la tuya se registrara en tales lugares? Ya no podrías utilizar la tuya. ¿Tendrías que modificar tu marca y tu imagen corporativa país por país? ¿Imaginas el auténtico desastre comercial y económico que esto sería?

Pues bien, esta situación se puede evitar ¿cómo? Con el registro mundial de marcas.

Existe la posibilidad de extender la protección de la marca nacional a otros países a través de lo que se conoce como marca internacional. En este artículo intentaremos explicar qué es una marca internacional, cómo y dónde se ha de registrar y en qué consiste.

 

 La marca internacional

En primer lugar, hemos de aclarar que uno existe una marca internacional en el sentido de que sea válida de forma unitaria para todos los países del mundo. Ni tampoco existe un registro mundial de marcas.

Existe un organismo internacional, denominado OMPI (WIPO en inglés) que es la Organización Mundial de la Propiedad Intelectual que, entre otras cosas, se encarga de la gestión de las marcas internacionales. La OMPI tiene su sede en Ginebra (Suiza).

La norma jurídica que regula las marcas internacionales es un acuerdo internacional denominado el Arreglo de Madrid (posteriormente se aprobó el Protocolo de Madrid como un avance).

Actualmente hay 122 países que forman parte de este acuerdo internacional, por tanto, una marca internacional sólo podrá tener efectos en dichos países, como mucho. No obstante, se puede pedir una marca internacional para uno o alguno de esos países únicamente.

Por tanto, las marcas internacionales, son en realidad marcas con validez en uno o varios países de esos 122 que se han solicitado a través de la OMPI y bajo la normativa del Sistema de Madrid.

 

¿Cómo y dónde se registra una marca internacional?

El primer requisito que debemos cumplir para solicitar la marca internacional es tener ya previamente una solicitud o un registro de marca en uno de los países miembros del Sistema de Madrid. Porque lo que hacemos es como una “extensión” de nuestra marca nacional a otros países.

Esa marca en el país de origen se denomina “marca de base”. Y sobre la misma se presenta la solicitud de la marca internacional. Dicha solicitud se realiza a la OMPI a través de la Oficina en la que esté registrada la marca de base. En dicha solicitud, podremos indicar a qué países del Sistema de Madrid queremos que la marca se extienda. Además, la marca internacional ha de ser idéntica a la marca de base, tanto en su denominación y logo como en los productos o servicios que reivindica.

Tras el pago de las correspondientes tasas en ambas oficinas (en la OMPI se han de abonar en francos suizos), comienza el procedimiento de registro de la solicitud.

 

 Procedimiento de registro de una marca internacional

Dicho procedimiento es doble, en primer lugar, existe una fase internacional, en la que la OMPI revisa si la solicitud cumple con los requisitos exigidos y si es así, la marca se inscribe y se publica en la Gaceta de la OMPI de marcas internacionales.

En segundo lugar, se notifica a todos los países designados en la solicitud para que estos den comienzo a la fase nacional. Para que en cada uno de esos países se examine la marca, se publique y se objeto en su caso, de oposiciones.

Si en 18 meses (aunque pueden existir prórrogas) el país designado no ha notificado el rechazo de la marca, ésta se entiende registrada allí también como si fuera una marca nacional más, con los mismos derechos y obligaciones.

Posteriormente, una vez concedida tanto en la OMPI como individualmente en los países designados, la marca internacional queda sujeta a una dependencia de la “marca de base” de tal forma que si ésta es anulada o caducada, la marca internacional se anulará también. Esta dependencia tiene una duración de cinco años.

Finalmente, indicar que las marcas internacionales tienen una duración de 10 años prorrogables indefinidamente durante periodos sucesivos de igual duración. Estas prórrogas se conceden si el titular de la marca solicita y paga la tasa de renovación ante la OMPI. En ese caso, la OMPI concede la renovación y dicha renovación es válida para todos los países en los que la marca fue concedida.

Es decir, que una vez que fue concedida, ya cualquier tramitación sobre la marca se hace a través de la OMPI y es válida en todos los países ya no existen las dos fases, habiéndose eliminado la fase nacional.

 

 ¿Podemos extender a otros países nuestra marca internacional?

¿Qué ocurre si nuestro negocio sigue creciendo internacionalmente? ¿Tendremos que solicitar nuevas marcas internacionales? ¿De nuevo nos encontraremos desprotegidos en los nuevos territorios?

Como aclaramos al principio, las marcas internacionales no tienen validez más que en los países designados, por lo que si necesitamos ampliar la protección a otros lugares, tendremos que ampliar también nuestra marca.

Pero existe un procedimiento más sencillo y económico que proceder a hacer de nuevo una segunda marca internacional y es la “designación posterior”. Este trámite consiste en solicitar sobre nuestra marca internacional ya concedida con efectos en determinados países una ampliación a nuevos territorios.

Nuevamente, en esos países de designación posterior será necesario hacer la fase nacional, pero la internacional ya está válidamente superada en la marca sobre la que se ha hecho la designación posterior.

Concedida en esos nuevos países, la misma marca internacional tendrá a partir de dicha concesión, nuevos territorios de protección.

 

OMPI Búsqueda de marcas

La OMPI facilita mucha información respecto de las marcas internacionales de tal manera que cualquier persona puede investigar si la marca que le interesa está registrada internacionalmente y en qué países tiene vigencia.

Para ello tiene en su página web una base de datos completa en la que se pueden buscar bajo diferentes criterios las marcas y conocer su situación y detalles de propiedad.

Aquí te dejamos el enlace de dicha base de datos para que puedas obtener la información que necesites.

No obstante, buscando en cualquier buscado OMPI Búsqueda de macas llegarás fácilmente al mismo.

 

¿Existe una patente mundial?

Al igual que el registro mundial de marcas, existe también un registro de patente mundial que se regula por el Tratado de Cooperación en materia de Patentes (PCT) y las patentes internacionales se conocen como patentes PCT.

Este sistema, al igual que el de Madrid, ofrece la posibilidad de obtener la protección de invenciones por medio de una patente mundial en los países que son miembros del Tratado PCT que a fecha de escribir este post son 153.

Pero no queremos alargar mucho más la lectura de este artículo, por lo que comentaremos qué es, en qué consiste y cómo se solicita una patente mundial en un futuro post de forma detallada.

Por último, tan solo indicaros que tanto para el registro mundial de marcas como para la obtención de una patente PCT puedes contar con la asistencia de Garrido y Doñaque, despacho especialista en patentes y marcas fundado en 1957 y al servicio de la protección de la propiedad industrial para sus clientes desde entonces.

Contacta y podremos ayudarte a internacionalizar con seguridad y protección tu negocio.