Qué es una asociación

En este artículo vamos a explicar la diferencia entre asociación y fundación en España

Una asociación se caracteriza por ser una agrupación de personas, que puede tener la forma de una persona jurídica, sin ánimo de lucro y con un fin común a sus intereses. Este fin, que ha de cumplir con la Ley, puede ser de cualquier tipo, cultural, deportivo, etc.

Definición de fundación

¿Qué es una fundación? Pues bien, se trata de un tipo de persona jurídica sin ánimo de lucro y sus fines son caritativos, educativos, científicos o culturales. Es decir, sus actos son en beneficio del bien común o de un grupo determinado de personas. 

Las fundaciones las pueden constituir individuos, grupos de personas, empresas o instituciones gubernamentales. Su financiación proviene de donaciones, subvenciones, dotaciones fundacionales, colaboraciones o convenios de empresa. Estos recursos se destinan íntegramente a financiar los proyectos de las fundaciones. 

En el último apartado analizaremos las ventajas de una fundación frente a una asociación.

¿Es lo mismo una asociación y una fundación?

No es lo mismo una asociación y una fundación. Existen diferencias entre una asociación y una fundación, aunque también similitudes (la más notoria es que no son lucrativas), de ahí que las personas no tengan clara la naturaleza de cada una. La RAE diferencia los dos conceptos de la siguiente manera:

Asociación: “2. f. Conjunto de los asociados para un mismo fin y, en su caso, persona jurídica por ellos formada.”

Fundación: “3. f. Persona jurídica dedicada a la beneficencia, ciencia, enseñanza o piedad, que continúa y cumple la voluntad de quien la erige.”

Ahora vamos a ver en qué se diferencia una asociación de una fundación analizando cuestiones relativas a su constitución, órganos de gobierno, financiación, su finalidad y su disolución y liquidación.

diferencias entre asociación y fundación

¿En qué se diferencia una asociación de una fundación?

Ambas juegan roles fundamentales en la promoción de causas sociales, culturales y educativas, pero a menudo debes saber que no es lo mismo una asociación y una fundación. Estas presentan diferencia claras en cuanto a la forma de constituirse, sus respectivos órganos de gobierno, cómo se financian, cuál es su finalidad, su disolución y liquidación, las leyes que las afectas e incluso los beneficios fiscales presentan.

Constitución

Una diferencia entre asociación y fundación importante es que para constituir una asociación se requiere obtener un certificado de denominación al Registro Nacional de Asociaciones. Con este certificado se verificará si el nombre de la asociación está disponible. Después habrá de obtenerse la certificación de la escritura de constitución y los estatutos ante el notario. Sin estos documentos no se podrá registrar la asociación en el Registro Nacional de Asociaciones. 

Para constituir una fundación es necesario también solicitar un certificado de denominación al Registro de fundaciones. Es necesario otorgar escritura pública ante notario en la que se recogerán los estatutos de la fundación y datos de los fundadores. Una vez ya constituida la fundación es necesario inscribirla en el Registro de Fundaciones del Ministerio de Justicia.

Órganos de gobierno

Los órganos de las asociaciones son los siguientes:

  1. a) La Asamblea General: es el órgano jerárquico.
  2. b) El/La Presidente de la Asociación que, salvo pacto en contrario, también presidirá la Asamblea.
  3. c) El/La Secretario/a
  4. d) El/La Tesorero/a.
  5. e) La Junta Directiva.

Los órganos de las fundaciones son los siguientes:

  1. a) La Presidencia.
  2. b) El Patronato.
  3. c) El Comité Ejecutivo.

Financiación

Otra diferencia entre asociación y fundación clave es en lo referente a su financiación. Las asociaciones se financian principalmente mediante la venta de entradas, bonos, papeletas, venta de productos, promociones de la asociación, donaciones particulares o de empresa.  

Las fundaciones se financian mediante subvenciones, dotaciones fundacionales, colaboraciones, convenios de empresa, donaciones, herencias y legados.

Finalidad

Las asociaciones tienen un fin común que, dentro de la legalidad, puede ser de cualquier índole, cultural, deportivo, político, mientras que las fundaciones tienen un fin en beneficio del bien común o de un grupo determinado de personas.

Disolución y liquidación

Una diferencia entre asociación y fundación también se ve reflejada a la hora de disolver y liquidarlas. La disolución de una asociación puede ser iniciada por decisión de la Asamblea General o según lo establecido en los estatutos de la asociación.

Después de la disolución, la asociación entra en un proceso de liquidación. Durante la liquidación, los activos de la asociación se convierten en dinero, y los pasivos se pagan.

Si hay excedentes después de pagar las deudas, se distribuyen entre los miembros según las disposiciones estatutarias.

A diferencia de las asociaciones, las fundaciones no tienen miembros, por lo que no hay distribución de excedentes entre ellos.

En la liquidación de una fundación, los activos se destinan a fines específicos establecidos en los estatutos o se transfieren a otras organizaciones sin ánimo de lucro con propósitos similares.

Legislación

En España, las asociaciones están reguladas por la Ley Orgánica 1/2002, de 22 de marzo, reguladora del Derecho de Asociación (Ley de Asociaciones).

En España, las fundaciones están reguladas por la Ley 50/2002, de 26 de diciembre, de Fundaciones.

Beneficios fiscales

Las asociaciones se pueden ver beneficiadas por una exención del impuesto de sociedades, una declaración de utilidad pública, donaciones y mecenazgo y una reducción en las tasas y contribuciones locales.

Las fundaciones se pueden ver beneficiadas, aparte de lo ya expuesto en las asociaciones, por deducciones para actividades de interés general, que son deducciones fiscales especiales.

Ventajas de una fundación frente a una asociación

Constituir una fundación en España presenta ventajas frente a una asociación debido a su independencia patrimonial, permitiendo mayor estabilidad y proyección a largo plazo. 

Las fundaciones gozan de un marco legal más flexible para gestionar sus activos y ejecutar proyectos, facilitando la consecución de objetivos a largo plazo. Además, la obtención de la declaración de utilidad pública otorga beneficios fiscales significativos y credibilidad institucional. 

A diferencia de las asociaciones, las fundaciones tienen una estructura de gobierno más consolidada, con un patronato que asegura una dirección efectiva. La imagen de solidez y compromiso social inherente a las fundaciones también puede potenciar la captación de recursos y colaboraciones, fortaleciendo su capacidad para impactar positivamente en la sociedad.

Esperamos que este artículo sobre la diferencia entre asociación y fundación haya resuelto tus dudas al respecto. Si aún así tienes preguntas y te gustaría consultar a un especialista, no dudes contactar con nuestro equipo de abogados de asociaciones y fundaciones. En Garrido y Doñaque podemos asesorarte profesionalmente para que sepas qué opción te conviene más según tu caso.

 

FRANCISCO CAMAZÓN BAHÍLLO